¿Por Qué Organizarnos?

La gran pregunta posestatal es por qué hacer política. La respuesta, como diría aquel gran poeta, es más personal que hongo vaginal: para sentirnos verdaderamente poderosos, equilibrados y seguros en nuestra cotidianidad necesitamos sentir que otra gente se está encargando de cosas que te benefician, cosas en las cuales eres y en las cuales no eres experto/a o si quiera tienes conocimiento alguno. No hay dios, no hay moral, no porque nunca hubo sino porque lo superamos, con lo cual una motivación puramente psicológica como esa es válida.

Es complicado lidiar con balances de poder, aún cuando las motivaciones son positivistas (quiero sentirme poderoso, equilibrado y seguro en mi cotidianidad, por ejemplo) y no negativistas (debo obedecer o tiranizar, es eso o pasarla bien mal).  No podemos ya contar con que un tercero armado vaya a reenforcar, no solo lo que acordemos, sino que lo acordemos de ciertas formas específicas las cuales establecen un paradigma de poder previo. Ahora las preguntas de crimen nos pertenecen a nosotros personalmente: ¿por qué siento que no me van a joder? Una buena combinación de entender que todo el mundo quiere la política del aumento de poder personal y buscar que todo acuerdo contenga mecanismos de prevención (desplegados de forma diplomática). Todo ahora es una especie de juego de ajedrez donde la victoria no está en la destrucción del oponente.

Anuncios
Estándar

habla

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s