¿Quién Mató al Estado?

Nadie, por supuesto, o todos: el estado murió porque los paradigmas clave de lo que significa una nación, una provincia, una ciudad, son teorías primitivas inalcanzables, se contradicen a cada paso. Lo que se supone que pase no está basado ni siquiera en observaciones racionales o científicas (¡imagínate!) de lo que ocurre y puede ocurrir en el mundo, sino toda una serie de objetivos imaginarios que no conducen sino a sí mismos. Nunca fue suficiente trabajar para aportar para recibir para trabajar. Siempre hizo falta alguna guerra, alguna potente mitología o misión civilizadora.

Nosotros somos seres humanos y necesitamos adueñarnos de nuestras propias necesidades de tener objetivos más allá de comer y trabajar. No es suficiente, como era con el estado, permitir jobis y pasa-tiempos para distraerse, o mitos. Capaz nunca antes fue así, pero hoy en día llevamos tanta habilidad técnica acumulada y tanta práctica cooperando que podemos depender de ello sin necesitar nuestros instintos menos realistas. Tenemos todos los recursos, toda la infraestructura, toda la tecnología de decenas de miles de años de esfuerzo colectivo.

Ciencia. Esa es la respuesta: ciencia, porque es el sistema que busca entre todo recurso, infraestructura y tecnología lo que funciona mejor, lo que es más valioso. Eso no significa dejarse guiar por científicos expertos, o por nadie. Significa aprender qué es la ciencia, y cómo usarla como elemento y herramienta valorante en interacciones.

Anuncios
Estándar

habla

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s